El modelo de los 3 cerebros: reptil, límbico y neo córtex

Los tres tipos de cerebro segúnMacLean:

¿Cuál es la función de cada uno de ellos?

El cerebro reptil DECIDE, controla la respiración, el ritmo cardiaco, presión sanguínea, instinto de reproducción etc. ¡Solo actúa!

El cerebro neo córtex PIENSA, es la cede del pensamiento y de las funciones cognitivas más elevada, se desarrolla el lenguaje la lógica y el juicio

El cerebro límbico SIENTE, su función está relacionada con respuestas emocionales, el aprendizaje y la memora.
El cerebro límbico tiene más capacidad de memoria ya que recuerdas Fragancias/aromas que hace 20 años no olías y aun recuerdas.

El modelo de los tres cerebros y el marketing

La idea de que tenemos un cerebro reptiliano, otro límbico y otro racional ha seducido durante mucho tiempo a muchas personas dedicadas al mundo de la publicidad, la investigación de mercados y el marketing. El modelo triúnico permite considerar por separado tres ámbitos de la vida psicológica de las personas que es muy fácil de aprender e interiorizar: una instancia racional, otra emocional y otra impulsiva.

 

Esto ha hecho que en las últimas décadas el interés de las campañas de publicidad se haya centrado en apelar al cerebro reptiliano y al límbico, pero no al racional: el motivo es que, al considerarse que estos dos están más arraigados en nuestra historia evolutiva, son más fáciles de predecir y, a la vez, producen unas necesidades de compra más potentes, dada su importancia y su posición jerárquica como piezas del cerebro más importantes que el neocórtex. Los anuncios y las campañas de marketing han pasado de pensar en el cliente como un agente que necesita ser informado sobre las características del producto para decidir racionalmente según sus intereses a tratar de tocar la fibra sensible de las personas para venderles una sensación asociada al producto, más que el producto en sí.

Y lo cierto es que este cambio de enfoque se considera un gran éxito; a diferencia de lo que ocurría en los años 60, hoy en día es muy frecuente que se trate de seducir a los potenciales compradores sin hablar de las características del producto ni de su precio: simplemente se evocan emociones o se cuentan historias fácilmente asociables a un estilo de vida que queremos hacer nuestro. Obviar las lógicas de funcionamiento del cerebro racional y poner la diana en las emociones y los deseos básicos está resultando tan rentable que hasta productos tan caros como los perfumes o los coches se promocionan de esa manera.

Ultra Acoustics te ayuda a crear experiencias sensoriales increíbles.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *